Ser espiritual y tener un cuerpo

Dicen que somos espíritu habitando un cuerpo.

Estoy dispuesto a aceptarlo.

Pero juguemos, entonces, con nuestro cuerpo.

Seamos como un niño jugando con su coche preferido.

Completamente inmersos en nuestro físico.

Pisemos con fuerza la acera.

Habitemos de verdad en nosotros mismos.

Bailemos mientras esperamos el ascensor.

Bailemos mientras subimos al quinto piso.

Y juguemos.

Si somos espíritu y tenemos un cuerpo,

juguemos con nuestro cuerpo.

Juguemos a encontrarnos con otro espíritu que juega a tener otro cuerpo.

Juguemos a hacer el amor.

Juguemos a darnos besos.

Juguemos a perdernos también, a olvidarnos de lo que éramos.

Juguemos, con todas nuestras ganas, a tener un cuerpo.

 

Imagen realizada por Oziris


4 respuestas a “Ser espiritual y tener un cuerpo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s