El valor de estar vivo

¿Qué está ocurriendo en mí en este momento? Esa pregunta es la clave. Debería acompañarnos, todo el tiempo, allá donde vayamos y sin importar dónde o con quién estemos. Porque responder o no a esa pregunta es la diferencia entre estar realmente vivo o sencillamente sobrevivir.

Una vez respondida, veremos lo que hay. Y sea lo que sea lo que haya, será valioso. No importa lo que pensemos acerca de ello, ni cómo lo juzguemos. Será lo más valioso que existe, porque será lo  único que tenemos.

Sí. Podemos pensar que deberíamos sentir otra cosa. Podemos también pensar que debería ser de una manera distinta a como es. O podemos pensar que nuestros pensamientos son erróneos. Pero, si somos brutalmente honestos, lo que hay es lo que hay. Nada más. Nada menos.

Imagina que estás profundamente indignado. Eso es puro oro interno. Y la alegría, también. Y la ira y la dicha y la tristeza y la paz y la inquietud y el amor y el odio… Sea lo que sea, independientemente de lo “bonito” o de lo “feo”, es valioso porque está en este momento.

¡Podríamos sentir tanta vida en cada una de las emociones que sentimos si tan solo las sintiéramos! ¡Podríamos llenar nuestro vacío haciéndolo! Y sí, me refiero a ese vacío existencial que todos sentimos sin saber muy bien por qué. Ese del que tanto huimos y que tratamos de llenar con todo aquello que se pasea por delante de nuestros ojos (relaciones, dinero, coches, casas, viajes…). ¡Imagina que pudieras llenar ese vacío con tan minúsculo gesto! ¡Imagina que no necesitaras nada más que sentir lo que estás sintiendo, que vivir lo que estás viviendo, que pensar lo que estás pensando, que ser lo que estás siendo, que hacer lo que estás haciendo…! Tan solo sintiendo, viviendo, pensando, siendo o haciendo. Sin más.

El oro vive en nuestro interior. Solo que no lo vemos. Y si no lo vemos, no estamos viviendo.

Imagen realizada por ikarusmedia.


2 respuestas a “El valor de estar vivo

  1. ¡WAW! ¡Y, si después de sentir lo que estamos sintiendo ponemos la atención en el que siente en lugar de ponerla en la emoción, ya es la repanocha! ¡Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s